Soy un espíritu crítico. Desarrollé en la adolescencia una especie de sentido arácnico que reacciona ante lo que considera engaños, fraudes, trampas, manipulaciones. Creo que tiene que ver con una alergia a las creencias religiosas que me fueron impuestas desde que nací.

Cuando nacemos dependemos totalmente de nuestros padres, cuidadores y maestros, y de la sociedad que nos llueve encima a todas horas. La mayoría nos educa y nos introducen en el mundo y en la vida social con buena intención, aunque hay Otros con clara intención manipultaiva, de control y sojuzgamiento. No culpo a mis padres de nada, lo hicieron lo mejor posible.

Pero sí considero directamente responsables de la castración psíquica, del condicionamiento mental y anímico, a los poderes del Estado, a los profesores que secundaron el sistema y especialmente a la Iglesia Católica, y sus sacerdotes de todos los colores. Me engañaron. Abusaron de mi inocencia infantil (no físicamente, menos mal) .  Me hicieron creer en el demonio y en el infierno, me torturaron mentalmente con una culpa permanente, con la obsesión del pecado mortal y la condenación eterna, con el miedo al sexo, al pensamiento, a la mujer, y a cualquier cosa que fuera placentera y les sirviera a ellos para el control personal. Me contaron toda una miríada de mentiras respecto al ser humano, a su historia, a cómo es el mundo, el universo, la vida y las relaciones con otras personas, y los demás seres vivos.

Practico Mindfulness a diario y casi a diario me encuentro con que no he coseguido aún perdonarles sus engaños, sus manipulaciones. Ya sé que ahora es otro presente, que aquel niño no existe. Me queda un resentimiento, cuya energía trato de transformar y dirigir hacia acciones actuales positivas que pudieran valer a otras personas. En forma de destapar engaños, manipulaciones, trampas, ilusiones. Otros emplean su tiempo pescando, o comprando en grandes almacenes o viendo la tele. Yo prefiero escribir e investigar esas trampas, despues de que mi sentido arácnido post-adolescente se haya activado por un comentario, una noticia, una publicidad.

Pero soy un enamorado del conocimiento. Y ciencia viene de esa palabra en griego. Y el conocimiento científico es el mejor (el menos malo) de los caminos que puede emplear el ser humano para andar por este misterio de existencia. Y no hay que olvidar que al fin y al cabo la razón es un “acto no natural”, es decir el pensamiento crítico implica un esfuerzo notable respecto a los otras capacidades y “mentes” humanas, más dispuestas al comportamiento automático animal de respuesta al placer y dolor y sus repeticiones y aversiones. De algún modo la meditación también lo es. Por eso cuesta tanto mantener un espíritu critico, autónomo, a veces contra corriente hacia afuera y … fuera de la corriente mental cuando hacemos meditación.

Por eso este blog está abierto a la falsación, a la controversia, a la critica , a la incertidumbre, a las verdades plausibles, al misterio, a las preguntas sin respuesta, a las respuestas sin preguntas…

Bienvenidos.

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

JPBarrenechea. Fotógrafo Freelance. Talleres de fotografía y clases particulares. Llevo años practicando Mindfulness y lo haré el resto de mi vida. Publico en Internet lo que me mueve y llama la atención, con la idea de compartir escudos de protección crítica ante el propio Yo y ante los "Yoes" ajenos...